RTVEtelevisión

‘The Dancer’ abre el espejo

0
Fuente: RTVE

Si el programa se enfrentara a su propia mecánica superaría el 75%

Anoche se estrenó en TVE ‘The Dancer’, un programa de talentos de baile, producido por Fremantle para La 1. A continuación, analizamos su primera noche.

El estreno de ‘The Dancer’ sorprendió, seguramente en casa se esperaba mucho menos de él, y ha demostrado estar a la altura de lo que, probablemente, pretenda ser: un gran formato.

Si el programa se enfrentara a su propia mecánica, pasaría el 75% y abriría el espejo.

Su primer acierto es el de darle el poder al público. Cada persona tenía en su asiento un botón para pulsar cuando creía que el bailarín que pisaba en el escenario, merecía optar a ser semifinalista, y abrir el espejo. Esto hace que estemos lejos de lo que proponen otros talents como ‘La Voz’ o ‘Got Talent’, donde el jurado acapara prácticamente todo el protagonismo, en ‘The Dancer’ no, y ese es su primer gran acierto.

post image
Fuente: RTVE

La pareja de presentadores: Ion Aramendi y Sandra Cervera tienen el protagonismo que tiene que tener un presentador de este formato, es decir, el justo. Aunque particularmente, no me gustó Sandra, la pareja se entendió, e hicieron un buen tándem para invitar al público a bailar en La 1 esa noche.

El jurado. La que más sobresalió fue Lola Índigo, revolucionó la mesa, fue la que más se emocionó, animó al público, y también la que más gritó, en definitiva fue la energía del jurado.
Por su parte, Rafa Méndez estuvo acertado en sus valoraciones, y reivindicó el valor de la danza en televisión.
Quizás, el más discreto fue Miguel Ángel Múñoz, aunque sí conectó con el público.

post image
Fuente: HOLA

El espejo. Otro de los grandes aciertos del formato es el espejo, genera el aliciente que el público necesita para no cambiar de canal, todos permanecemos atentos para ver si el concursante consigue abrir el espejo o no.

La narrativa. Sin duda es otro factor clave, y también aquí se diferencia de otros talents, ya que no es el concursante, salvo Fátima, quien cuenta su historia, sino alguien cercano a él. Se las da el tiempo necesario, un formato así sin las historias que hay detrás no funcionaría, y permite que el público conecte con los bailarines.

post image
Fuente: El Periódico

Pero no todo fue idílico en la noche de su estreno, el programa tuvo algunos fallos, pero tienen solución de cara a una segunda temporada.

Reacción del público. Aunque las reacciones del público no son molestas, sí que recuerdan un poco a ‘Got Talent’. Y lo mejor para este tipo de formatos, es que cada uno sea diferente para que todos puedan tener hueco en la televisión.

Pocos pases, y muchos concursantes. Al igual que en ‘Got Talent’, en ‘The Dancer’, abrir el espejo no significa clasificarse para las semifinales. Esto hace que muchos de los concursantes con los que ha conectado el público se queden fuera del programa.

‘The Dancer’ ha llegado con buenas sensaciones, y con un futuro prometedor, esperamos que con el paso del tiempo se puedan pulir los falles, y hacer de él un formato redondo.

Conociendo a Nick Maylo

Previous article

Sprint final: las bazas de las cadenas para el final de temporada

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up